Enfermedad de transmisión sexual como causa de divorcio

¿Te contagió una Enfermedad de Transmisión Sexual? Puedes divorciarte

0
34

El matrimonio supone el deber de fidelidad mutuo entre los cónyuges, sin embargo, este deber puede violarse, y consecuentemente el matrimonio puede terminarse con un divorcio. Que uno de los cónyuges contraiga una enfermedad de transmisión sexual, generalmente significa se han tenido relaciones sexuales extramatrimoniales. En este caso no solo se vulnera el deber de fidelidad, sino también se afecta la salud e inclusive la vida del cónyuge inocente quien puede contraer una enfermedad por culpa de su cónyuge. En estos casos la demanda de divorcio se deberá amparar.

¿Cuál es la base legal del divorcio por enfermedad de transmisión sexual?

Esta causal de divorcio se encuentra regulada en el Código Civil peruano en su artículo 333, inciso 8, de la siguiente manera:

Son causales de separación de cuerpos:
8. La enfermedad grave de transmisión sexual contraída después de la celebración del matrimonio.

Puede llevar a confusión el que la norma señale que estamos ante una causal de separación de cuerpos y no de divorcio, pero hay que tener en cuenta que son figuras diferentes. Tal y como hemos desarrollado en otro artículo, la separación de cuerpos no disuelve el matrimonio. En este sentido, es el artículo 349 del Código Civil que señala que se puede demandar divorcio por esta causal de separación de cuerpos.

¿Qué significa la causal de enfermedad de transmisión sexual?

Para estar inmersos dentro de esta causal de divorcio, debemos estar ante una enfermedad de transmisión sexual grave, contraída luego de celebrado el matrimonio.

Asimismo, consiste en que uno de los cónyuges ha contraído una enfermedad de transmisión sexual grave, por motivo atribuible a su persona. Esto quiere decir que ha sido su responsabilidad, ya que no siempre estas enfermedades se contraen por contacto sexual. En este sentido, si el contagio tiene como causa la transfusión sanguínea necesaria para salvaguardar la vida (o un caso similar), no se ampararía el divorcio.

Asimismo, esta causal de divorcio requiere estar ante una enfermedad sexual grave, de tal manera que pone en riesgo la integridad del otro cónyuge. Existe un gran catálogo de enfermedades que pueden configurar esta causal.

¿Qué debo probar para divorciarme por esta causal?

Son 3 los elementos que debemos acreditar para poder obtener el divorcio por la causal de enfermedad de transmisión sexual grave. Estos elementos son los siguientes:

  1. Que la enfermedad se produzca por causa atribuible al cónyuge demandado. Debido a que en este tipo de divorcio existe un cónyuge culpable que puede sufrir consecuencias negativas, resulta indispensable que sea por su actuar descuidado o perverso que se contagió de la enfermedad.
  2. Ser una enfermedad sexual grave, como lo pueden ser el sida, sífilis, chancro blando, chancro duro, entre otras.
  3. Haberse contagiado de la enfermedad de transmisión sexual después del matrimonio.

El medio probatorio indispensable para poder obtener una sentencia favorable será un certificado médico que acredite la enfermedad sexual grave.

En caso tengas dudas de si cumples con los requisitos para poder divorciarte por esta causal, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de la página de contacto o por nuestras redes sociales y un abogado especializado en la materia te atenderá.

¿Puedo demandar divorcio por esta causal si yo también estoy contagiada/o?

En caso tu cónyuge te hubiera contagiado alguna enfermedad de transmisión sexual, no será impedimento para que puedas demandar el divorcio por dicha causal. No obstante, en este caso se debería acreditar que la enfermedad se ha contraído por culpa del otro cónyuge.

¿Qué plazo tengo para divorciarme por la causal de enfermedad de transmisión sexual?

En atención a lo regulado por el artículo 339 del Código Civil, el plazo para demandar divorcio no caduca mientras subsistan los hechos que lo motivan. En este sentido, mientras el cónyuge sufra la enfermedad de transmisión sexual se podrá interponer la demanda de divorcio.

¿Cuáles son los efectos del divorcio por motivo de enfermedad de transmisión sexual?

Esta causal de divorcio tiene un cónyuge culpable y otro que será el inocente, teniendo en cuenta quien ha contraído la enfermedad sexual. En este sentido, el cónyuge inocente puede solicitar cosas como una indemnización, la tenencia de los niños o pensión de alimentos. Si quieres saber si puedes ganar uno de estos beneficios puedes consultar el siguiente artículo: Consecuencias del divorcio ¿Qué puedo ganar o perder?

Dejar una respuesta