La Sunafil (Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral) es un organismo técnico normativo y especializado adscrito al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, que tiene por función la organización y ejecución de las funciones relacionadas a la labor inspectiva en materia del trabajo.
El marco normativo de la Sunafil está integrado por la Ley 29981, publicada el 15 de enero de 2013, norma que creo esta institución y modificó la Ley 28806, Ley General de Inspección del Trabajo y la Ley 27867, Ley Orgánica de Gobiernos Regionales. Adicionalmente, el Decreto Supremo 019-2006.TR, que aprueba el Reglamento de la Ley General de Inspección del Trabajo; el Decreto Supremo 021-2007-TR, que aprueba el Reglamento de la Carrera del Inspector de Trabajoy el Decreto Legislativo 910; Decreto Supremo 007-2013-TR, Reglamento de Organización y Funciones de la Sunafil, mediante el cual se establece la estructura orgánica y las funciones de los órganos y unidades orgánicas de la institución. Excepto la Ley 29981, todas las demás normas han sido aplicables tanto al modelo anterior como al nuevo modelo instaurado con la norma de creación Sunafil
Nos preguntamos ¿Qué sucedida antes de la creación de esta institución, quien inspeccionaba y fiscalizaba a los empleadores el cumplimiento de las normas laborales? El antecedente remoto de la Sunafil lo encontramos en la Dirección General de Inspección del Trabajo (DGIT), que era un Órgano de línea del MTPE. La DGIT era el ente rector del sistema funcional de la inspección del trabajo y su ámbito de competencia abracaba todo lo relacionado a la aprobación y ejecución de las políticas y/o normativa en materia inspectiva así como la supervisión de la normativa sociolaboral y los procedimientos sobre dicha materia. Esta centralizaba la información obtenida a través de la supervisión y fiscalización del trabajo aplicado en las distintas direcciones regionales del trabajo a nivel nacional.
De acuerdo al Proyecto de Ley que crea la Sunafil, 538/2011-PE, el cual justifica su propuesta basado en un estudio realizado al sistema funcional de inspección del trabajo y en el que se concluyó que no existía un fortalecimiento de los principios ordenadores que rigen el Sistema de Inspección del Trabajo. Llegando a determinar que no había proporcionalidad entre la cantidad de inspectores de cada Gerencia Regional de Trabajo y la cantidad de trabajadores de las empresas sujetas a inspección ni con respecto al número de órdenes de inspección generadas. Asimismo, se carecía de un sistema de control y seguimiento de las multas en trámite de ejecución coactiva, llegando a una implementación inactiva en varias regiones del país. Otro punto es que en las regiones no cumplían con remitir información oportuna a la DGIT, generando falta de control en la actuación inspectora y en general a carecer de indicadores respecto de la evaluación de gestión de resultados.
El ámbito de competencia de la Sunafil está determinado por la Ley N° 29981 que señala, como autoridad central y ente rector del Sistema de Inspección de Trabajo, desarrollará y ejecutará todas las funciones de inspección del trabajo establecidas en el artículo 3 de la Ley 28806 Ley General de Inspección del Trabajo.
Sin embargo, los Gobiernos regionales desarrollaran y ejecutaran dichas funciones y competencias respecto a las microempresas ubicadas en su ámbito territorial, sean estas formales e informales, en concordancia con las políticas y planes nacionales y sectoriales.
Mediante Decreto Supremo 015-2013-TR se precisa que la función inspectora de trabajo de los gobiernos regionales se realiza sobre aquella organización empresarial o microempresa que tiene entre uno (1) y diez (10) trabajadores registrados en la Planilla Electrónica.
De acuerdo a ello, la Sunafil ejercerá labor inspectiva sobre aquellos empleadores no comprendidos en la definición establecida para la microempresa, lo que se entiende fiscalizará solo a las empresas que cuenten con más de diez (10) trabajadores registrados en la Planilla Electrónica.
La Sunafil tiene un plan establecido para contar con veinticinco (25) intendencias regionales que corresponden al ámbito de cada región. Las intendencias regionales dependen jerárquicamente de la superintendencia y realizan esencialmente las labores relacionadas a las actuaciones inspectivas y a los procedimientos sancionadores. Actuará también como instancia plural que corresponda conocer, imponiendo las sanciones económicas respectivas. La instancia de revisión estar a cargo del Tribunal de Fiscalización Laboral, mediante el recurso de revisión en determinadas materias.
Existe un flujo de comunicación de doble vía para conocer la competencia de la denuncia desde el punto de vista que en un plazo máximo de cinco días hábiles, contados desde su interposición, las Intendencias regionales de la Sunafil y las Gerencias de Trabajo de los Gobiernos Regionales determinarán su competencia para conocer del caso. Transcurrido dicho plazo, percatada la falta de competencia para conocer la denuncia, esta se remitirá a la autoridad competente en un plazo máximo de dos (2) días hábiles, informando de ello al denunciante. Si es que se produjese la modificación del número de trabajadores en las empresas inspeccionadas, luego de determinada la competencia, ello no modifica la competencia inicialmente determinada, aun cuando el procedimiento inspectivo atraviese la fase del procedimiento administrativo sancionador.